27 de junio / Brasil día a día / 29 de junio

Cinta-Brasil-2014

Por Ariel García Martínez

La historia es ampliamente conocida. Manuel Francisco dos Santos, mejor conocido como Garrincha, un muchacho obrero de la favela, llega al fútbol profesional y, a fuerza de regates, carisma y tiros de media distancia, se convierte en la única figura capaz de disputarle a Pelé el trono de máximo ídolo brasileño. Lamentablemente Garrincha alcanzó más temprano la verdadera inmortalidad al fallecer prematuramente y encarnar el impredecible espíritu del fútbol.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces y me pregunto qué espíritu gobierna la justa mundialista, cuando lo que vemos prevalecer hoy en día es un juego físico, rocoso y divorciado del arte que desparramaban aquellos poetas de la cancha. El juego entre Brasil y Chile, que al final Brasil ganó, es un claro ejemplo del signo del presente. Partido forcejeado, sudado en todos sentidos, no podía culminar sino en penales. Y es allí donde el azar, otra advocación del espíritu del fútbol, nos conduce a lo impredecible, de la incertidumbre, al angustioso instante de la gloria o el fracaso.

A todos aquellos que afirman que el mundial está arreglado, haría sólo una pregunta: ¿es posible arreglar un tiro al travesaño, como ocurrió en los minutos finales del partido? Si ese balón entra, los pronósticos del hexacampeonato se hubieran venido abajo. Pero no entró, y lo imponderable se elevó como la base donde reside la honradez del juego, donde el azar con su mano invisible se erigió como juez, jurado y verdugo entre los dos equipos. ¿Será este inescrutable juez el mismo que decida el resultado entre México y Holanda? Porque cuando esto se publique faltará muy poco para conocer el resultado entre la selección de Holanda y la de México.

La cartografía de ambas selecciones es ampliamente conocida. Por un lado tenemos a una selección mexicana que, si se toman en cuenta los méritos, no debió asistir al mundial, y por otro, a una selección europea que tiene una bien cimentada tradición y fama en el concierto Mundial del fútbol. Holanda es fuerte candidata a ser campeona y no en balde las tres finales disputadas tocan la puerta a una cuarta. Me parece que si hubiera justicia en el futbol así debería ser. Pero creo que no será así o por lo menos que ésta no se va a dar de una manera sencilla.

Antes de llegar a esa posible final Holanda debe enfrentar a México, un equipo inconsistente y anarquista que lo mismo podría dar un gran partido que desplomarse ante una goleada. Me gustaría decir que se trata de un choque de estilos, pero honradamente creo que el único estilo de México es la improvisación. Sólo alguien que no sea mexicano por nacimiento o por adopción puede creer las palabras del “Piojo” Herrera sobre el asunto de que tiene todas las cosas estudiadas y planificadas. En México se sabe que todo se hace de última hora o, como se dice coloquialmente, “al chingadazo”.

Por eso la oncena mexicana se encomienda a la virgen de Guadalupe más que al “sistema” del Piojo. Un estilo motivador y gritón que se agota entre más se acerca a rivales de verdadero peso. O para decirlo en otras palabras: México ha tenido suerte y la suerte puede acabarse este domingo. Personalmente no lo deseo, porque este país necesita una victoria, así sea simbólica, cuyos magros frutos se festejan como un carnaval o una navidad anticipada.

Como sea que ocurra, esperemos que el resultado final de este encuentro sea el aderezo de un partido limpia y alegremente jugado, donde prevalezca la estética del fútbol sobre la frialdad atlética de los cálculos empresariales. Es por ello que espero que el espíritu de Mané Garrincha, ese extraordinario pájaro de fuego, flote como un ángel sobre la cancha, y ocurra algo genial y etéreo que tanto se extraña en estos años.

27 de junio / Brasil día a día / 29 de junio

5 thoughts on “28 de junio – El Mundial a la mitad del camino y las memorias de un pájaro de fuego

  1. juan pablo zebadua says:

    La suerte. La historia. Cosas etéreas que también juegan. Chile merecía ganar,simplemente porque iba contra esas dos palabras. Y por poco lo logra

  2. Juan Carlos Cabrera Pons says:

    Algo que hay que notar sobre el estilo de juego de este Mundial es el éxito de las defensas con línea de 3 (o 5, si se prefiere entender de esta manera). Ahí está el Piojo, pero también Holanda, Costa Rica, Chile, Uruguay en algunos partidos. Hasta ahora, ninguna defensa con línea de 4 le ha ganado a una con línea de 3. Hoy, Brasil no le ganó a Chile sino en penaltis. El Mundial pasado fue la consolidación del 4-2-3-1, me gusta que éste sea un poco más flexible.

  3. Efigenio Bacardi says:

    Muy buena reflexión. Muchos vivimos los partidos anhelando el buen fútbol y no sólo los marcadores. Me uno al deseo de que el espíritu de Garrincha flote en el despliegue de los juegos siguientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s