Recuento de los daños

Por Juan Pablo Zebadúa Carbonell

Para un equipo como el Barcelona, ganar dos copas en un año deportivo no está mal. Pero le faltó la Champions, y ningún club, por más que proclame su grandiosidad, ha dobleteado ese trofeo desde el Milan de Arrigo Sacchi. Por algo será la historia.

Es impresionante que en una liga que prácticamente era de dos equipos pueda al final del camino tener una intensidad de tal nivel. No me quedó con el discurso barato de que en España se juega el mejor el fuútbol a nivel de liga. No. Lo que pasa es que hay dos clubes, el Barcelona y el Real Madrid, que rebasan con mucho la calidad de cualquier otro, en cualquier liga del mundo. Y eso es el karma que le da sentido a ese país tan desigual, futbolísticamente hablando.

Tan intensa es la liga de España que, por más que se diga, no puedes perder un clásico. La estetización del fútbol del Barcelona los llevó al límite de su propia seguridad deportiva. Si no vences cabalmente al Real Madrid, estás condenado a eso que sonó a pesadilla al final de la liga. Un equipo referente, tu rival histórico, el que por siempre sueñas derrotar. Tu alter ego: si lo dejas un segundo libre, te jode. El impacto simbólico de haber perdido el último clásico con el Madrid por poco deja desnudo y con signos de mortandad ridícula al Barcelona. Esto ha quedado clarísimo en este año.

Primer punto. Después de aquel juego, nada fue igual: después de no perder por más de la mitad del año con equipos menores en esa liga que era de dos equipos, llega el Real Madrid y le propina al Barça una tunda que por poco le cuesta todo a los catalanes. Simple: no puede perder con el Real Madrid. Nunca y jamás. A menos, claro, que pienses ingenuamente, poderte recuperar de eso que se llama orgullo, pero que en la liga ibérica es mil veces más que eso.

Van pistas: en el Camp Nou, después del rotundo 4-0 de la ida, en el homenaje a nada más ni nada menos que al mentor del barcelonismo puro y nato, Johan Cruyff; después de una estela de 39 juegos sin perder y con un amplísimo margen de ventaja en puntos sobre cualquier rival de la liga, el Madrid le gana 2-1 al Barcelona y le mete en un crisis de tal envergadura que casi hubiera representado uno de los mayores ridículos de la historia del fútbol moderno. Y encima, se entronizó un Madrid Real alicaído, pero jamás de los jamases vencido. Y ahora disputa su onceava Champions League. No más, no menos.

Segunda. El otro punto es que se acabó el bi-partidismo en España. Si el Leicester en Inglaterra hizo la hazaña del año al ganar la liga, el Atlético de Madrid puede que represente la contraparte en un torneo que desde hace eones de tiempo sólo es del Barcelona y el Real Madrid. Gran hazaña del Cholo Simeone, quizá el único entrenador de Europa que latinoamericaniza su estilo de juego a niveles de portento, si se trata de compararlos con la inversión anual que hacen estos dos equipos. El Atleti es en España el signo cabal de que no todo tiene que ver con dinero, sino también (oh, sorpresa) con pasión. Y mucha, incluso con el inocuo juego que proponen pero que es efectivo a más no poder.

En la Champions le ganó contundentemente al Barcelona, Bayern München y, si triunfa ante el Real Madrid, quizá sea, junto con la de Leicester, la más grande epopeya del fútbol moderno.

Así que la Liga española se lio en tres grandes clubes. Messi sigue siendo el más grande, pero ya ha sido estudiando a profundidad por sus rivales y puede ser vencido y anulado. Luis Suárez se erige como el nuevo prototipo del súper killer del fútbol actual, incluso más allá de la evidente calidad de Cristiano Ronaldo. Iniesta pasa a retiro, y con él se va un tipo de juego al que, junto a Xavi, mucho debe la otrora imbatibilidad del Barça. Hay juego para rato, pero ya no el mismo. ¿Qué seguirá?

Anuncios

One thought on “Recuento de los daños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s