Gràcies, Johan

Por Raciel D. Martínez Gómez

Aguafiestas el Real Madrid, que arruina en muerte el adiós a uno de los maestros del fútbol, emblema del Barcelona: Johan Cruyff. Por supuesto que no importa para una liga que ya está ganada por parte de los culés y, sobre todo, porque los equipos se reservan sus cañones para los cuartos de final de la Champions League.

Sólo es curioso porque, invariablemente, los retiros no suelen ser exactamente una fiesta. Cuando menos, paradójicamente, los de Cruyff no lo fueron.

Después de haber sido el artífice de un punto de quiebre en el fútbol de la posguerra con el club Ajax, con el que obtuvo tantos títulos, se convirtió en el símbolo barcelonista casi de inmediato. Cruyff ganó lo que se quiera con Ajax: seis Ligas y cuatro Copas, una Copa Intercontinental, una Supercopa de Europa y tres impresionantes Copas de Europa.

No exageramos si decimos que los equipos que mejor juegan y mejor cantera tienen en Europa son el Ajax y el Arsenal inglés, que hoy día son conjuntos condenados a no llegar a semifinales, y simplemente están para llenar el ojo de los aficionados.

Todo mundo diría que después de haber barrido Holanda a los brasileños en el Mundial de 1974, donde también ridiculizaron a los argentinos, bastaría para que Cruyff se tirara a la orilla de los canales de Ámsterdam a vivir de su gloria.

Pero no, se fue a Barcelona y se convirtió de inmediato en ídolo. Y algo pasa con los jugadores que se ponen la camiseta del Barça que se transforman, un ADN histórico que no falla y que se activa con la química de quien llega.

Hristo Stoichkov, por ejemplo, se erigió en un gladiador y fue capaz, aún en el retiro, de ahorcar a cualquier aficionado gringo que osara ponerse una camiseta del Madrid durante un entrenamiento de los catalanes en gira de preparación veraniega en la Florida.

El búlgaro, años y años después de su estancia en los Estados Unidos, continúa en la defensa férrea de los colores del Barcelona como si fuera un vocero orgánico de los blaugrana.

Cruyff era eso y, además, su estratega. Al fútbol rancio y provinciano que se practicó en la España franquista, la famosa furia roja, Cruyff le inyectó su instinto por ejercer el fútbol total con una mayor movilidad, una lectura inteligente del contrario e incluso con un despliegue físico a todo pulmón: el portero es el primer atacante y el centro delantero el primer defensa, rezaba la filosofía del holandés.

Fue Cruyff arrogante en extremo y quizás eso le dio picaporte para asumir el liderazgo del Barça sin ningún problema. Tenía que ser alguien echado para delante el que se impusiera como el revolucionario en una Liga que había caído en un bache tremendo de cara a la Bundesliga, el Calcio y la misma Premier.

Pues resultó que la despedida de los campos de fútbol de Cruyff fue, primero, con el Ajax. Sus coterráneos le rindieron pleitesía con un encuentro de despedida el 7 de noviembre de 1978. En el partido de agradecimiento, el Ajax no sólo no ganó sino que  tampoco Cruyff metió un gol; no, el resultado fue catastrófico, ya que el Ajax perdió 8-1 contra el Bayern de Múnich, equipo que tomó la estafeta en la Liga de Europa después del triplete del Ajax.

En aquella ocasión el Bayern no se apiadó del carácter pacífico del partido. A la ya de por sí humillación de los germanos a la Holanda de Cruyff en una final controvertida con marcador de 2-1, se sumó este tremendo resultado que blasfemó contra la imagen de Johan.

Cruyff en aquella ocasión fue pillado en fuera de lugar cuando tenía la portería sola y en lugar de puntear el balón al arco, escuchó el silbato del árbitro, frenó su marcha, se paró y posó su zapato por encima de la esférica; luego se agachó para tomarla y dársela al nazareno.

Fue un gesto de elegancia y sintetiza lo que fue Cruyff. Por eso el 2-1 del Real Madrid no significa nada para el “Gràcies, Johan”, la media naranja del Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s