Crónica personal de mi asistencia al Zoque

Por Francisco Gabriel Ruiz Sosa

Asistí al estadio Zoque con boleto en mano, muy bien acompañado, por cierto. Ingresé por la entrada A3. Chiapas Jaguar jugaba de local contra Dorados de Sinaloa.

Antes de entrar al estadio me embargaba una tremenda emoción, esta emoción germinó de mi conciencia, que comprendió la magnitud que implica presenciar un evento en vivo de fútbol; además, era en un escenario espectacular. Disfruté de un ambiente envidiable, memorable para mí. La gente apoyaba al equipo, la porra brincó y cantó todo el tiempo, batucadas y cornetas sonaban aquí y allá, en todas partes. Cualquier asiento era un epicentro.

Por otro lado, los niños ambientaron el estadio con bailes y voces que respondían: y completaban la frase del animador: “Jaguares”. Además de increpaciones a la mascota Jaguar, que nunca escuchó el llamado de la ilusión infantil.

Altísima emoción me acompañó antes, durante y después del partido. Sentí una sensación extraordinariamente agradable cuando se dio el encuentro entre el campo de juego y yo. Lo primero que vi fue el panorama de la gente en sus asientos, luego deportistas en movimiento en el terreno de juego. Parecía como si los futbolistas se movieran al son de sublimes sinfonías. Tanta era mi emoción que así presencié este fenómeno.

Veía toques suaves y fuertes, despliegues, rebotes, carambolas, un gol anulado y recortes, entre los que destaca el ejecutado por el moreno Jaguar que nos permitió soñar con un gol bellísimo. No fue así. Dorados tuvo oportunidades que afortunadamente no atinó. La cabecera sur fue mi punto de referencia. Según mi impresión, quizá motivaba por mi propia imaginación, quien atacaba hacia este lado del estadio parecía disponer de las oportunidades más claras para capitalizar, salvo por breves lapsos en que la esférica estaba en la portería contraria y cuando ocupaba atenciones en la media cancha.

En el primer tiempo atacó Dorados por este lado; luego tocó el turno a Chiapas para arrancar disgustos y lamentos, hasta que el ansiado gol se manifestó en los momentos límites del encuentro. Parecía avecinarse un empate con carácter de derrota para los aficionados. No obstante, un balón elevado por encima del arquero terminó en gol. No pensé que culminaría en anotación la resolución de Romero. Tomé conciencia del gol hasta que vi el desplazamiento del balón por debajo de la horizontal para aterrizar en las redes. Lo aprecié en cámara lenta y lo grité hasta quedar afónico. Aún me raspa la garganta mientras escribo estas letras.

Todos gritamos ese gol, al menos eso creo. Sin embargo, Sartre dice que cuando capto mi creencia como creencia, es que ya no es más creencia, sino creencia perturbada. Por esta razón, no puedo ignorar que uno que otro aficionado de Sinaloa estuvo en el estadio. Al salir de este escenario magnífico vi a un joven con acento distinto al chiapaneco tomar su celular y notificar que Dorados había perdido. Su jersey también le delataba: un oscuro ejemplar con el logo de Dorados a un lado del corazón. Aunque en su mano derecha sujetaba una playera verde del local.

Chiapas ganó 1-0 y arranca con el pie derecho. Estoy pensando entusiasmado en asistir más seguido al estadio para apoyar a los Jaguares. Tendré eternamente guardada esta experiencia que jamás olvidaré y que quiero volver a repetir. Hace rato que no asistía a este estadio, el cual vi muy bonito, tanto por fuera como por dentro. Puede que esta ausencia prolongada fuera la responsable de todas estas emociones infinitas. La pasé muy bien en esta noche de fútbol en mi ciudad natal.

Anuncios

6 thoughts on “Crónica personal de mi asistencia al Zoque

  1. Efigenio Bacardi says:

    Me gusta leer el detenimiento y la degustación de la experiencia de haber ido. Casi nos haces revivir los momentos del partido en cámara lenta, tal cual lo viviste, hasta la explosión del gol y la silenciosa estatua melancólica del aficionado que no puede festejar el gol del contrario. Nunca he tenido la oportunidad de ir al estadio Jaguar. Aquí podría seguir al Puebla pero, francamente, lo desprecio bastante. La triste carga de conocer los procesos locales que politizan a un club (en el mal sentido, com dice Juan Carlos).
    ¡Saludos!

    1. Gabriel Sosa says:

      Gracias por tu comentario y por tus elogios, Josué. Ojalá la próxima vez que vengas por acá, junto con Juan Carlos, podamos asistir al Zoque. En efecto, la politización en el deporte desalienta. Agradezco nuevamente tu comentario.
      ¡Saludísimo!

      1. Juan Carlos Cabrera Pons says:

        Lo del verde me indigna sobremanera. Recuerdo que hace no mucho los aficionados del Wolverhampton boicotearon una iniciativa del club por modernizar el escudo quitándole la leyenda “The Wolves”. No es muy vistoso el escudo, pero me encanta una afición que siente tan suyo el emblema que no quiere cambiarlo. Acá, hasta el color cambian para emparentarlo al de un partido político, y la cosa es bien deprimente.

  2. Gabriel Sosa says:

    Así quiero, como vos, ir la temporada completa en este año. Maravilloso que hayas visto jugar en vivo a Jackson Martínez en Jaguares. Tristemente así como comentas; lo bueno es ese toque gentil que conserva el estadio, y que es manifestación del corazón chiapaneco que llega a apoyar al club, así le cambien el logo y los colores. Muy tuxtleco. Gracias por tu comentario, Ponsinho.

  3. Juan Carlos Cabrera Pons says:

    Uy, Gabiño, cómo me trae recuerdos leerte. Yo y mi padre fuimos a una temporada completa a ese estadio, al clausura 2012. Jaguares jugaba de naranja, el Profe Cruz dirigió una derrota heroica en cuartos contra Santos y Jackson Martínez fue por mucho el mejor jugador de la temporada. Jaguares es ahora una cosa más politizada que de costumbre (politizada en el mal sentido), peor el Zoque tiene un aire especial que, según leo en tus líneas, conserva. No sabría muy bien definirlo, pero me parece que es como si el estadio fuera un tuxtleco: tranquilo, convidador, arrecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s