En CU, morir con dignidad

Por Juan Pablo Zebadúa Carbonell

En realidad, la UNAM perdió la final hace 15 días. Ayer se vio fuera de lugar; desencajado el equipo, sin ninguna idea de coherencia ni estrategia. Sin alma. Hacia tiempo que en el fútbol mexicano no se veía tanta ventaja sobre un rival. Mucha pieza los Tigres para estos Pumas que, desde antes, ya estaban con la cabeza puesta en la guillotina de la historia de la gran final del invierno de 2015.

Si no entendiéramos la liga mexicana, sería imposible un estado de comprensión para encajar mentalmente cómo un equipo mantiene el liderato durante todo el torneo –con buen fútbol (sin llegar a ser espectacular), con sentido de juego y con la ambición propia de un club del tamaño de los Pumas– sólo para llegar a la final después a una estrepitosa visión de conservadurismo y, sobre todo, falta del mínimo rigor táctico que diera pie a pensar que el “súper líder” lo fue sólo porque en cualquier tiempo de la temporada puede también ser el campeón de la liga.

La avalancha regiomontana hizo que Memo Vázquez pagara el precio por ser especulativo, por decir lo menos, en los juegos cruciales. Nada salió bien. Por el contrario, en la parte final fue casi ridículo ver los pataleos innecesarios en la delantera, sin visión alguna, con tal de generar una, una sola jugada de peligro. Decía mi colega Homero que dónde quedaba el “sistema” de juego de los Pumas que tanto dio que hablar en el torneo y que es fundamental para entender su propia historia, la misma que nos dio el lujo de tener en sus filas a Hugo Sánchez y a Evanivado Castro “Cabinho”. Ese sistema fue borrado de la cancha por un fútbol espectacular, acertado, matemático, muy al estilo holandés (todos defienden, todos atacan), que hizo que los Pumas apenas y se enteraran de que jugaban una final.

Bien por los Tigres de la Universidad de Nuevo León, que invirtieron miles para lograr tener un equipo de esa capacidad. Aunque queda la duda sobre si jugar bien implica invertir más que el resto de los equipos del torneo (incluido el América), lo que convertiría a la ya de por sí alicaída liga mexicana en un torneo más que utilitarista.

Ahora sólo queda morir con dignidad en Ciudad Universitaria. Es lo menos que podemos pedir a la UNAM. Ya hasta el mismo Vázquez reconoció dolido que algo esta muy mal en el horizonte de juego del equipo. Algo tarde, pero es algo. Y si eso significa nuevamente un mínimo de conexión con el corazón Puma, si eso abre la esperanza de refundar lo que ya se sabe que es la llamada “mística” de la UNAM, si eso permite sentirnos orgullosos de caer con el honor que merece el club, de oír en CU retumbar el goya en todo su esplendor, aunque sea en la derrota, bienvenido sea. De no ser así, que los dioses auriazules nos agarren confesados.

Anuncios

2 thoughts on “En CU, morir con dignidad

  1. Juan Carlos Cabrera Pons dice:

    Una de las cosas más indignantes es que siempre volvemos al mismo argumento: el formato de torneos cortos favorece la mediocridad. Y es cierto, es una gran verdad que así sea. Lo indignante es que cada vez volvemos a darnos cuenta, volvemos a repetirnos y no hacemos nada. Y claro, las televisoras y patrocinadores que salen beneficiados con este show de final cada seis meses…

  2. Gabriel Sosa dice:

    Hola, Juan Pablo. Una vez más, vemos otra final irregular en el fútbol mexicano, nada nuevo en el contradictorio torneo regular. Si Pumas no le pone corazón recibirá una goliza “histórica” en la final. Habrá que luchar contra la presión, sobre todo contra aquella presión que consiste en no quedarle mal a tu gente en tu propio estadio, en el escenario de una final; no más. Ya ha sido suficiente, de indecisión, de miedo, por parte de los jugadores pumas. Tendrán que morir en la cancha, si osan llamarse Pumas.

    Por otro lado, gracias a su posición en la tabla es que a Pumas le alcanzó para disputar la final del fútbol mexicano, ahora es todo o nada. Que mueran (y vivan) con honor, si lo hacen, aficionados y extraños se lo agradecerán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s