Abran mis venas y sangraré el rojo del Liverpool

Por Josué Hernández

En abril de 1989 murieron 96 personas en un partido entre Liverpool y Nottingham Forest en lo que se conocería como “La Tragedia de Hillsborough”; todas ellas aficionadas al Liverpool. Nueve años después Steven Gerrard iniciaría su carrera en el equipo que ahora le dice adiós. Diecisiete años en el Liverpool lo consagraron como una de las leyendas del fútbol inglés, tanto para su equipo como para su selección.

El comienzo de su juego, según lo relata en su autobiografía, tiene la impronta de aquella tragedia en que falleció su primo Jean-Paul; había sido compañero de sus ilusiones futboleras de niño y muy pronto aquella compañía dejó de serlo. Gerrard cuenta que es a él a quien le dedica su juego.

A sus 35 años, Steven Gerrard ha conseguido la Copa FA y la Copa de Liga, pero la Premier se le negó. Parecen pocas, sin embargo, las recompensas de este tipo en comparación con lo que el inglés ha conseguido con su club y con su selección. Aunque no pudo conquistar la Premier League con su equipo, él se ha inmortalizado como uno de los mejores medios en pasar por ella. Apenas por detrás de Robbie Fowler y Michael Owen, se consagra como el tercer goleador de la historia con 116 goles, uno de los que más asistencias ha logrado y el líder innato de su club y su selección.

“Es un honor dejarte los tiros libres y los penaltis a ti”, le escribió Balotelli para despedirlo. Cómo no lo sería después del trote pujante con que avanza adelante de su equipo como digno capitán. La última expulsión que le marcaron a Gerrard en un partido contra el Manchester United, a los 38 segundos de haber ingresado como cambio, se inscribe, seguramente, en las señas del final de una carrera y de una época para el mismo club inglés.

En 2003, apenas cinco años después de su debut, cuando tenía 23, Steven Gerrard fue nombrado capitán, el más joven en la historia del club. Dos años después, bajo la dirección de Benítez, lograrían llevarse la Liga de Campeones. “El milagro de Estambul”, llamaron a aquella fecha en que el Liverpool, con un participativo Gerrard que marcó el primer gol en el segundo tiempo para comenzar la remontada del 3-0 con que habían cerrado la primera mitad. Minutos después consiguió el penal que marcó Xabi Alonso para dar el empate, después del gol de Šmicer que los puso 3 a 2. Con ello extendieron el partido hasta los penales, con los que finalmente derrotaron a un AC Milan que se había ido al descanso con la seguridad de lograr el título después de haber goleado en el primer tiempo.

Gerrard demostró sus cualidades de liderazgo para llevar al equipo a una de las históricas remontadas que quedaron para la historia del fútbol. La carrera de Gerrard había alcanzado su punto cumbre en cuanto a títulos se refiere, pero ya conocía la victoria desde antes, al haber logrado la Europa League en la temporada 2000/2001.

Catorce años después, el Liverpool se disputa el pase nuevamente a la Europa League, pues una mala temporada los dejó sin boleto para la Champions y con un último partido que no sólo fue el último de Steven Gerrard con el equipo, sino que representó la peor derrota de los rojos en 52 años al caer 6 contra 1 frente al Stoke City. El único tanto a favor del Liverpool lo marcó, precisamente, el saliente Gerrard. Algún pequeño recuerdo habría de dejar en el último partido, tal vez porque así esperamos que las leyendas se retiren, con una pequeña marca que haga saber que se consagran dentro del equipo y, quizás, que algo se va de ellas con su partida.

Sin duda, el retiro de Steven Gerrard, aunque prolongado por otra clase de sueño americano, denota el fin de una época para el Liverpool, que tuvo una mala temporada en Champions y en Inglaterra.

Gerrard se va a ese pequeño paraíso donde un jugador con una larga trayectoria a cuestas puede negarse a abandonar el deporte que lo ha formado: la MLS. Acaso porque Liverpool siempre fue su casa se le negó la Premier League; tal vez había algo más, una recompensa perenne en la afición, en los colores que nunca abandonó y por los que declinó el contrato con el Chelsea de Mourinho en 2005; “¿cómo podría ver a la tribuna de nuevo (a la tradicional The Kop)?” se pregunta. Lo cierto es que, aún cuando no haya podido levantar esa copa, el canto de la afición que lo despidió parece un trofeo erigido para la historia. Tal vez la Premier League, aunque hubiese sido un gran regalo a la afición y un gran logro para los rojos y para Gerrard, no valía tanto como la entrega de él a su afición y de la afición a él.

El ex-capitán inglés se va a jugar con el Galaxy de Los Ángeles gracias a aquella disposición conocida como “Ley Beckham” que la MLS importó de España, y que permite a los equipos contratar hasta tres jugadores, considerados como “jugadores franquicia”, a quienes puede pagar por encima del tope salarial anual máximo de 3.1 millones de dólares.

Más allá de las formalidades y la economía del fútbol, la carrera de Steven Gerrard deja una serie de recuerdos que no dejarán de referir a una época del juego. La lealtad a un equipo es un caso inusual. Gerrard se despide del Liverpool y de su afición, a quienes les fue fiel; su carrera deja la historia de un equipo, una tradición, una motivación anclada en los momentos esenciales de la vida misma. Los hinchas le responden con un coro que sólo puede ganarse uno de los pocos “hombres de un solo club” que se marchan con su lealtad confirmada: you’ll never walk alone.

Anuncios

One thought on “Abran mis venas y sangraré el rojo del Liverpool

  1. juan pablo zebadúa says:

    Wau, el titulo de tu texto no tiene abuela. Neta. Tratándose de Gerrard, hasta se le enchina uno la piel. Super el artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s