El Bayern de mis sueños

Ribéry Champions League

Por Rosario Hernández

30 de marzo de 2014

El día de hoy me desperté muy perturbada, con la garganta dolorida y sin saber por qué razón. Intuí que fue por algún sueño, pero no podía recordar qué era lo que había soñado exactamente. Fue hasta el mediodía de hoy, cuando me quedé observando en el muro de Facebook esta publicación que hizo el Bayern Münichen en su página oficial, que recordé la razón de mis malestares:

Manchester United Bayern München Champions League

Me quedé contemplando esta imagen casi por medio minuto, sin saber exactamente por qué lo hacía. Estuve como ausente de todo pensamiento durante ese breve momento. Inesperadamente recordé el terrible sueño que me agobió esta madrugada y me hizo despertar con un amargo sabor de boca, justo como no debe uno despertarse después de tener la oportunidad de dormir largas horas profundamente, luego de varios días de desvelo.

Voy a relatar, pues, este extraño sueño:

Soñé que mi novio y yo teníamos la oportunidad de asistir a la final de la Champions que se celebraba no en un magnífico estadio europeo, sino en un pequeño auditorio ubicado en lo que parecían ser las inmediaciones de un barrio potosino. Las paredes y el techo del inmueble estaban construidas con grises láminas de zinc, mientras que la cancha era por completo de concreto. Parecía más bien escenario ideal  para celebrar un torneo de voleibol preparatoriano que un partido de fútbol de la talla del que estamos hablando. En fin, no hay ni un poco de lógica en mis sueños y puedo vivir (digo, dormir) con eso.

Bueno, en ese escenario onírico los jugadores del Bayern salieron con todas las apuestas a su favor. Como un 80% de las personas que conformaban las barras estaban los apoyaban y yo misma, junto con mi novio, también. No dejábamos de gritar “¡vamos Bayern!, ¡eres grande, demuéstralo!”, mientras veía a Ribéry, Schweinsteiger, Lahm, Robben y al resto del equipo hacer una mala jugada tras otra: equivocaciones en la organización, todos corrían en desorden, se caían a la menor provocación y cometían faltas a diestra y siniestra ante un Manchester que, sin dejar pasar la oportunidad, le acabó metiendo tres goles al muy confundido portero Neuer.

En mis sueños no existe la paciencia, y mucho menos la espera. Por eso los partidos de ida y vuelta se jugaron en dos días consecutivos y, cuando perdimos el primer día, mi novio y yo rogamos que el Pep Guardiola lograra levantar el ánimo y la confianza de los guerreros del Bayern. Sin embargo, al día siguiente, el Manchester nos volvió a masacrar, con muchos más goles, a tal punto que perdimos la cuenta. Yo no quería ni abrir los ojos para ver la forma en que el equipo recibía una tras otra las anotaciones que me parecían equiparables a profundas puñaladas en mi dolorido corazón.

Rosario Hernández

Los momentos de angustia y dolor que viví en mi sueño no se esfumaron cuando desperté, aunque mi cerebro quiso borrarlos por completo e impidió que los recordara inmediatamente luego de abrir los ojos y volver a la realidad. Sin embargo, mi garganta me duele como si en de verdad hubiera gritado tanto, y una angustia invade mi persona ahora que se acerca la fecha del Manchester-Bayern. Faltan sólo dos días y me preocupa que mi sueño se vuelva realidad.

Como buena hincha del Bayern, estoy contenta de que mi equipo sea el que se considera más fuerte y con más posibilidades frente a los otros. De todas formas, en el fútbol no existe la seguridad, y tal parece que mi inconsciente lo sabe y juega con mis anhelos de ver bicampeones de la Champions a los míos. Ahora sólo espero que yo no tenga el menor parecido a José el soñador y que mi sueño no se convierta en una dolorosa profecía.

La gran pesadilla de los seguidores del Bayern (los últimos tres minutos de la final de la Champions de 1999 en el Camp Nou de Barcelona):

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s