Zizou: el mago francés que puso a Francia en la cima

Por Gabriel Ruiz Sosa

Para mí, el fútbol no es un trabajo, es una diversión.

Zinedine Zidane

Nacido en Marsella, Francia, el 23 de junio de 1972, Zinedine Yazid Zidane se convirtió en el futbolista más completo que conocí, gracias a los espectaculares juegos que mágicamente regaló en la cancha. La clase que en cada movimiento imprimía, el gesto con el toque preciso del balón, la estática y la dinámica de su juego: un verdadero pragmático de la Física.

Como todo astro del fútbol, su carrera futbolística inició con equipos modestos. A los 14 años, fichó para el Cannes en la categoría inferior, desde entonces fue posible identificar el despunte hacia el estrellato. Su siguiente club, al que dedicó sus primeros esbozos futbolísticos durante cuatro años, fue el Burdeos. Finalmente dio el gran salto en 1996, cuando vistió la casaca de la Vecchia Signora de Turín. Los recuerdos que mejor guardo (según la premisa sostenida por Russell, nuestra memoria es más fresca dada la cercanía temporal del acontecicimento), son sin duda esos dos goles que le hizo a Brasil en el mundial de Francia ’98. ¿Quién no recuerda esa máquina francesa, invicta hasta el final y coronándose con un contundente 3-0 ante una selección brasileña para nada despreciable, plagada de estrellas? En esa selección brasileña jugaba Roberto Carlos, quien no pudo evitar el gol vía túnel que terminó con un cabezazo bien dirigido de Zidane.

Claramente, se trataba de la mejor selección francesa de la historia y, por consecuencia, en ese momento representaba la mejor selección del mundo. Eran inevitables los cuestionamientos sobre su victoria contra Brasil. Desde un principio, muy pocos creyeron, al menos en mi contexto escolar, en aquella selección francesa; la mayoría daba por hecho otro título mundialista para Brasil. Por mi parte, encantado con este equipo, creía que serían campeones, y eso fue lo que sucedió. Disfruté mucho de esa Francia. Desde entonces, Zinedine Zidane se convirtió para mí en el mejor ejemplo a seguir como practicante del fútbol. Comencé a ensayar sus técnicas y sus jugadas, algunas a la primera de cambio me salían, otras, sin embargo, pese a intentar una y otra vez, me eran imposibles pues esos movimientos requerían de una gran coordinación y velocidad en movimiento, en pensamiento, en precisión, en ritmo y en fuerza. Para un botón de muestra, véase el golazo que le hizo al Real Club Deportivo de La Coruña cuando Zizou juagaba para el Real Madrid:

Otros, en cambio, sí que me fueron posibles, gracias a una fotografía que vi del astro francés. Tal fotografía, recuerdo, me dio la pista para evitar la caída al ejecutar el disparo y el golazo de volea que le hizo al Leverkusen. En ella notarán que Zidane, pese a inclinar considerablemente su cuerpo para hacer el disparo, no cae, sino que consigue mantenerse en pie. La fotografía que vi en el periódico es la pose al momento de hacer el disparo, ahí comprendí cómo evitar la caída. Por eso digo que Zidane es un pragmático de la Física, pues aplicó el conocimiento de esta ciencia para hacer el gol más bello y espectacular que aprecié y disfruté en la final de una UEFA Champions League. (Por cierto, ése fue el último título del Madrid en el mejor torneo de clubes del mundo.)

He aquí la foto, obsérvese detenidamente la posición de los brazos: es fundamental para evitar la caída a la hora de ejecutar el tiro de volea de Zidane:

Zizou vs Leverkusen

Un plus de Zidane es el carisma y la alegría que demostraba en cada partido. Únicamente dejamos para el olvido el cabezazo que le dejó sembrado en el pecho a Materazzi, motivo de expulsión para el francés y para un cierre triste de su carrera, pero que para nada opaca toda la magia que nos obsequió.

La técnica de Zidane no era gratuita, pateaba el balón durante todo el día y todos los días, siempre descalzo, se aplicaba cremas para evitar que le salieran callos. A tal grado llegaba la pasión que sentía Zizou por el fútbol. Qué diéramos porque todos los futbolistas hicieran lo mismo. Pienso que tendríamos más astros y más héroes a quienes emular. ¡Eres grande, Zidane!

Ya con esta me despido. No es fácil hacer una selección de videos del crack francés, pero les dejo lo que a mi parecer recuperan los momentos más significativos de su carrera:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s