Vida y obras de sir Alex Ferguson (III/III)

Por Juan Carlos Cabrera Pons

Ruud van Nistelrooy Manchester United

Hacia el año 2000 el mítico arquero Peter Schmeichel anunció su retiro tras ocho años guardando la meta del Manchester United. Alex Ferguson sufrió encontrando a un remplazo de su calibre. Sin embargo, y pese a dos fracasos seguidos en la Champions League, hacia el 2001 había conseguido tres ligas consecutivas, haciendo de su equipo uno de los únicos cuatro en conseguirlo, y había logrado fichar a Ruud van Nistelrooy, tras un año de escabrosos trámites, y al francés Fabien Barthez.

El 2001 es un año complicado en su carrera. Tras anunciar su retiro sólo para firmar un contrato por cuatro temporadas unas semanas más tarde, la llegada de Juan Sebastián Verón dejó a su club en la necesidad de recuperar fondos. La salida de Japp Stam hacia la Lazio para cubrir estos saldos decepcionó a más de uno de los aficionados. Cuestionado años después sobre este movimiento, Ferguson aceptó “sin lugar a dudas” que dejar ir a Stam había sido su mayor error a cargo de los Red devils. Su club terminó el año en tercer lugar, detrás del Arsenal y el Liverpool. El falso retiro y la venta de la estrella holandesa habían pesado sobre su esquema.

Los siguientes años fueron una reconstrucción del club. Rio Ferdinand llegó del Leeds United el verano del 2002. Hacia comienzos del 2003 los de Manchester se encontraban a ocho puntos de los Guners, que ocupaban el primer lugar. El sir escocés recuerda aquella liga como la más satisfactoria de su carrera, pues una remontada en los últimos dos meses condujo a los suyos hacia el octavo título de liga. Remontada en que se vio una épica victoria 4-0 sobre el Liverpool FC.

El Arsenal tuvo su venganza en la temporada 2003-2004, de la que se llevaron el título sin perder un solo partido. Los de Ferguson se vieron fuera de la Champions League tras perder contra el Porto del portugués José Mourinho. El verano del 2004 se vio truncada la contratación de Ronaldinho, a quien el sir ya esperaba en su equipo, y sir Alex se vio obligado a confiar en el joven Cristiano Ronaldo. Confianza que llegaría a pagar frutos con creces en el futuro.

El próximo año los de Manchester repitieron el tercer lugar de hace dos temporadas. Van Nistelrooy se había pasado casi todo el año de baja por lesiones y el joven promesa Wayne Rooney, traído del Everton, parecía adaptarse bien, pero era evidente que el equipo adolecía la falta de su delantero. Los planes para reforzar la escuadra se vieron truncados por una serie de conflictos entre los gatos gordos del club que eventualmente cedieron la propiedad de éste al americano Malcolm Glazer. Las protestas de los fanáticos fueron en vano. Ferguson consiguió, sin embargo, la contratación del holandés Edwin van der Sar para cubrir el puesto en la portería.

Patrice Evra y Nemanja Vidic llegaron ese invierno, pero el equipo terminó la temporada sin títulos y con el anuncio de la salida de van Nistelrooy. Sin embargo, el buen ojo de Alex Ferguson estaba por dar frutos. Para el 2006, y con la contratación definitiva de Michael Carrick, su escuadra estaba cobrando una forma temible. En la Championes League del 2007, vencieron con un histórico global de 7-1 a la Roma y, pese a su derrota en semifinales contra el Milan, el Manchester United ya volvía a verse como uno de lo más fuertes del continente.

Owen Hargreaves, Nani, Anderson y Carlos Tévez se unieron al equipo para la temporada 2007-2008, y la alineación con la que Ferguson ganó la final de la Championes League al Chelsea es ya una clásica entre los seguidores del club. Esa final se jugó el 11 de mayo de 2008, exactamente 25 años después de que el escocés llevara al Aberdeen a la cima de Europa en la final que le ganó al Real Madrid. Tras un duro empate a 1-1 y la expulsión de Didier Drogba, el partido fue a penaltis. Cristiano Ronaldo erró su tiro, pero lo mismo hicieron el capitán John Terry y Nicolas Anelka para darle a los de Manchester su segundo título europeo bajo el mando del sir.

ManU2008

Ferguson perdió dos finales de la Champions League todavía antes de retirarse, ambas contra el Barcelona de Pep Guardiola, en 2009 y 2011. Anunció su retiro en mayo del presente año. Durante su carrera logró que el Manchester United empatara y rebasara al Liverpool como máximo campeón de la liga inglesa. Los periódicos hablaron del final de una era. Michel Platini aseguró que el escocés era un verdadero visionario. Alex Ferguson confesó que había decidido retirarse desde diciembre del año pasado, y que le había sido muy difícil mantener el secreto. Una estatua con su figura cruza los brazos frente al estadio de Old Trafford, y en el museo del club se guarda bajo tres candados el chicle único y longevo que mascó durante toda su carrera.

Estatua de Alex Ferguson en Old Trafford

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s