El Chelsea de mis añoranzas

Por Gabriel Ruiz Sosa

Chelsea Crest 1986-2005

Hace unos años, conocí un Chelsea poderoso, atrevido, veloz y contundente. En mi mente quedó muy grabado el juego que disputó, dirigido por el portugués José Mourinho, contra el Barcelona del holandés Frank Rijkaard, correspondiente a la Liga de Campeones de Europa en el 2004.

Era un Chelsea plagado de jugadores europeos de alta calidad. El caso Bosman les permitía disponer dentro y fuera de la cancha de una plantilla de jugadores extranjeros sin tener que hacer uso de nacionales (en ocasiones me tocó ver un Chelsea con un solo jugador representando el fútbol inglés), lo que contribuye al espectáculo, si bien, repercute en la posibilidad de probar jugadores nacionales en el club. Por supuesto que los ingleses del Chelsea, los pocos que quizá jugaban, eran (y aún lo son) de una calidad impresionante, el caso de Terry y de Lampard. Este último, como dato curioso, muy probablemente sea el jugador más inteligente del planeta, con un cociente intelectual superior a 160. Es decir, supera la inteligencia de Albert Einstein.

Ahora bien, el partidazo que conmocionó mi corazón e hizo que mis emociones se desbordaran, se disputó en Stamford Bridge, el 8 de marzo de 2004. El árbitro encargado de pitar el juego fue Pierluigi Colina, en ese entonces el mejor del mundo. Ante semejante juego, cómo no poner lo mejor, si lo mejor era lo que presentaba la Champions League.

Los goles que más me emocionaron fueron los del Chelsea. Para serles sincero, sólo vi a un club con mucha admiración e ilusión en el terreno de juego, y era el club inglés. El islandés Gudjhonsen abrió el marcador al minuto 7, en ese entonces él era mi delantero favorito. Cómo describir semejante gol, velocidad, potencia, ambición. Gudjhonsen anotó luego de realizar un recorte y, prácticamente cayéndose, con la diestra colocó el balón en la parte superior derecha del arco desde la perspectiva del arquero.

El segundo tanto corrió a cargo de Franky Lampard, un genio que estuvo en el momento y lugar precisos para que de derecha, tras el rebote concedido por el cancerbero Víctor Valdés, anotase para la cuenta de los blues, eso sucedió en el minuto 16. Cómo no emocionarme si veía venir una marea de jugadas de gran velocidad y contundencia, con un Barcelona que no daba cuenta de la poca consideración que tenían los ingleses para contragolpear y hacer del contragolpe un arma letal.

El tercer tanto fue un golazo del irlandés Duff, al minuto 18, se trata de un golazo porque es un buen ejemplo de lo que se tiene que hacer cuando el equipo se hace de un contragolpe:  anotar a la voz de ya, sin pensar en lucirse con una jugada de más. Lo que, a fin de cuentas, el principio de parsimonia ,“hacer lo más sencillo es la respuesta para solucionar lo más complicado”, le dio ese toque de lujo. Soberbio gol de zurda.

Al minuto 26 un penal ejecutado por Ronaldinho, concede el primer tanto a los blaugranas. 11 minutos después, Ronaldinho, luego de bailar una sambinha, mandó guardar el balón en una zona del arco que ni Cech sabía que existía. Un golazo, para muchos el mejor del partido. Finalmente, don Terry con un cabezazo producto de un tiro de esquina, dio el golpe final, el 4-2, en el minuto 76 para cerrar la cuenta del partidazo que la Champions League nos ofreció. Uno de tantos.

He aquí los golazos del encuentro:

El Barcelona no fue un equipo sin oportunidades para anotar, tuvo muchas chances que, sin embargo, no logró capitalizar. Pienso que la diferencia de juego entre ambos clubes fue la contundencia. Chelsea la tenía, y fue mejor. Éste es el Chelsea de mis añoranzas, el club de élite que deseo volver a ver como protagonista y fuerte candidato a ganar títulos importantes. Espero que algún día vuelvan a tener a un Gudjhonsen, a un Duff, a un Kezman, a un Makelele y, por supuesto, a un Terry y a un Lampard. ¿Me escuchará la Divina Providencia? Que le dé al Chelsea esos hijos que ahora tanto necesita. Quiero a un Chelsea que vuelva hacer temblar a los principales equipos de Europa y del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s