14 de julio / Brasil día a día / 16 de julio

Cinta-Brasil-2014

Por Juan Pablo Zebadúa

Qué Mundial. Intenso, dramático, lleno de vértigo y de las consabidas pasiones que conlleva todo deporte de competencia. Pero en el fondo, cualquier actividad que se desarrolle de esta manera, internacionalizada y masificada, debe tener en común la defensa a ultranza de la equidad y de la moral deportiva. No debemos olvidar eso. Quizá sean adjetivaciones superfluas a estas alturas de la mediatización globalizada, pero es lo que realmente debe prevalecer en los eventos de esta talla.

¿Con qué me quedo de este mes de Mundial? Lo resumo todo en el juego por la final. Digno de una Copa del Mundo, con mucho el mejor juego de todo el torneo. Durezas al margen, la honorabilidad se manifestó en el buen fútbol que desplegaron Argentina y Alemania; el primero, fuerza y pasión durante todo el encuentro; y el segundo, colectividad y técnica.

Se cuenta que el general inglés, Bernard Law Montgomery, en la Segunda Guerra Mundial y en la campaña del norte de África, tenía una fotografía en su escritorio de Erwin Rommel, el legendario Zorro del Desierto alemán. La foto era el recuerdo constante de lo que Montgomery llegó a hacer a África: sacar al Mariscal germano y derrotarlo. Montgomery idolatraba a Rommel, al mismo tiempo que era su rival acérrimo; su alter ego en constante dialéctica. Precisión y eficiencia era lo que tenía que superar. Al final, Rommel se fue, pero no derrotado. Y tampoco el inglés lo superó en estrategia.

Así fue el juego de la final. Argentina, en el mejor partido que haya jugado en todo el Mundial y en prácticamente todo el proceso mundialista de cuatro años atrás, simplemente no podía hacer más. Hizo el mejor esfuerzo, pero era lo que más debía y alcanzaba a desarrollar. Y al final, Alemania, como siempre, como debe ser, como si la historia del balompié ya estuviese escrita, sacó esa cosa (¿genética?) que nadie entiende ni explica, pero que para todo es una inmensa realidad: eficacia.

Ni Mascherano, incansable y extraordinariamente gigante en el campo, pudo con el paquete. Porque se necesita más que simples deseos y ganas de vencer a la Wehrmacht. Se trata de construir un sistema con la dinámica de todo un pensamiento y orden racional que necesita este mundo. De ahora en adelante, así serán las cosas en el nuevo orden teutón.

Ahora a subir la cuesta de la carencia. Hay un vacío no muy apreciado de no saber qué decir ni qué hacer en el epílogo de este torneo. Sólo resta volar hacia los misteriosos terrenos de la dignidad que los griegos inauguraron cuando inventaron la justas deportivas para engrandecer los espíritus y los corazones de tantas y tantas batallas que –es deber decirlo– se deben dirimir tan sólo en un campo de fútbol. Y de ahí, tomar fuerza, retomar la existencia fugaz que se va como en un tiro de esquina, pero que se vive con igual pasión.

Este volver a la vida significa ponerse alerta ante los cantos racistas alemanes; no olvidar que en Palestina hay una estúpida e irracional forma de entender una sola visión de vida; que nuestro país requiere de algo más que una simple arenga contra los que nos gusta el fucho; y que decididamente, divertirse viendo y observando unas de las cosas más sublimes de la humanidad, como es hacer deporte, requiere de entereza e imaginación. Porque es ahí justo donde se puede construir el mejor ser humano que podamos, más propositivo para modificar las realidades, pero sobre todo, más proclive a los espacios del honor. De eso se trata un Mundial de fútbol, y quien crea que es otra cosa que ataje el primer penal.

This the end, my only friend.

14 de julio / Brasil día a día / 16 de julio

One thought on “15 de julio – Epílogo: honor y añoranza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s