12 de junio / Brasil día a día / 14 de junio

Cinta-Brasil-2014

Por Gabriel Ruiz Sosa

Es el segundo juego en el Mundial de Brasil 2014, México es local por designación de la FIFA y por su mayor presencia de aficionados en el recinto de Das Dunas, en Natal. Camerún fue el visitante en ambos sentidos, y vistió el jersey alternativo. ¡Qué lejos están estos Leones indomables de los de Milla, en Italia 90! Lucieron muy mal; o quizá México los hizo lucir mal.

Me parece más realista pensar que los africanos no ofrecieron mucho en la cancha porque carecieron de trabajo en equipo: Eto’o estuvo solo, nadie lo acompañó en el ataque; sus compañeros estuvieron fragmentados, imprecisos, pesados, sin personalidad, sin alegría. Pese a esto, México sufrió con los pocos embates africanos. El Tri padeció en la táctica fija, como ya es costumbre; sin embargo, hoy, lo que ya no es costumbre, destacó en el sector ofensivo y Rafa Márquez, el Maza, Héctor Moreno y Guillermo Ochoa desempeñaron un muy buen trabajo, muy por encima de las expectativas.

En este segundo encuentro mundialista la polémica arbitral apareció una vez más. Ayer, por el penal inexistente sobre Fred; hoy, por la anulación de dos goles legítimos de México. Si Camerún hubiese ganado el juego, el robo de los dos goles a Gio hubiera sido un nuevo escándalo en un nuevo día de fiestas mundialistas. Pero no fue así, el escándalo de hoy fue la goliza de Holanda sobre España (¡5 a 1!), que les supo a dulce revancha a los holandeses, tras haber perdido la final del Mundial pasado con un tanto de Iniesta.

México tuvo un buen partido, pese a las arbitrariedades del nazareno Wilmar Roldán. En el 2008, el debutante colombiano anuló un gol a los Boyacenses en la final de la liga colombiana, disputada en Tunja, entre América de Cali y Boyacá Chicó. Era la recta final del encuentro y el marcador estaba empatado a uno. No obstante, en ambos juegos, el silbante libró la diatriba, pues los afectados terminaron ganando sus respectivos partidos. Además, es bien sabido que los árbitros son los protegidos de la FIFA en casos como éste; si no lo creen, pregúntenle a Nishimura.

El golpe anímico que pudo ser una tragedia terminó siendo un aliciente de confianza para la selección mexicana. ¡Ganar el partido, a pesar de los dos goles anulados! Gio jugó particularmente bien hoy: realizó recorridos defensivos y ofendió, tanto así que ejecutó un doblete, y si bien ambos goles fueron anulados, fueron también bastante elegantes. Me gustó, en lo personal, la actitud del ofensivo del Villarreal, que en ningún momento se vio menguada. De sus botines provino el rebote de Itandje que Oribe convirtió el único tanto oficial del encuentro.

El fútbol es un deporte que dispara con suma facilidad muchas emociones, y las emociones que provoca son radicales: conduce de la máxima alegría a la máxima tristeza en cuestión de segundos, y viceversa. Esto es, quizá, lo que hace del fútbol el deporte mayormente preferido de las personas. Hoy, hasta antes del gol de Peralta, los mexicanos estaban furiosos; al final del partido quedaron sumamente felices.

Esperaba más de Camerún, mi apoyo era suyo; pero el triunfo de México es bien merecido. El martes, la Selección Mexicana, escribirá una nueva historia atiborrada de esperanzas. Veremos la opinión de Brasil al respecto, la cual, tras el primer encuentro, no ha gustado mucho.

12 de junio / Brasil día a día / 14 de junio

Anuncios

One thought on “13 de junio – Una esperanza para la selección mexicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s