9 de julio / Brasil día a día / 11 de julio

Cinta-Brasil-2014

Por Gabriel Ruiz Sosa

El domingo 13 de julio tendremos la final de la Copa del Mundo: Alemania-Argentina, Argentina-Alemania.  Una final que ha sucedido dos veces: la primera fue en México 86; la segunda, en Italia 90. La generación de futbolistas de ambas selecciones fueron muy buenas, ambas selecciones venían con grandes figuras, como las de ahora.

Esta final era previsible. Antes de comenzar la Copa del Mundo, Juan Carlos Cabrera Pons y yo, nos atrevimos a pronosticar los juegos desde la fase de grupos hasta la final. Encontramos una aplicación en internet, y nos pareció muy divertido hacer los pronósticos. Creo que lo hicimos movidos por la emoción y no tanto porque fuéramos unos adivinos. No lo somos. Lo curioso del asunto es que acertamos esta final. Nos pareció genial que pudiera darse, y se dio. En la final pronosticamos el triunfo alemán, sin embargo nuestro corazón quiere otra cosa.

Esta final, desde mi punto de vista, es mucho más interesante que si hubiera pasado Holanda, o Brasil, y sus posibles combinaciones. Las maneras de proponer su fútbol (de Holanda y de Brasil) es una de las razones por las que estas selecciones no me gustan hoy en día; otra, dejaron mucho que desear: consecuencia de abandonar el “jogo bonito”. Esta combinación, Alemania-Argentina, es más atractiva porque trae el recuerdo de dos finales grandiosas, y porque son las mejores selecciones del momento; además, porque la figura de Maradona está presente en ambas finales, lo que le da un plus.

La figura más cercana a Maradona es Messi; sin embargo, son inconmensurables, en el sentido en el que Feyerabend entiende la inconmensurabilidad en las teorías. Son inconmensurables porque para los argentinos Maradona es un dios, y Messi, entre quienes lo quieren, es su Mesías. Aun Messi, en esta Copa del Mundo, no ha logrado brillar ni ha elaborado una obra de arte magnífica y eterna como la que Maradona pintó en el Mundial de México 86 ante los ingleses. Indudablemente, ésta es su gran oportunidad  para convertirse en un histórico pleno. Su chance la tiene en la final, en la que deberá jugar el mejor partido de su vida, y en caso de conseguirlo, seguramente estaremos leyendo que la Pulga biónica se suma a la selecta lista de los más grandes de toda la historia.

Hacía rato que Argentina no pisaba la final, y los llantos de alegría de los argentinos reflejan este sueño hecho realidad. En el camino, Argentina se quedó muchas veces, alguna vez, en Francia 98, en manos de los holandeses; en tres ocasiones por los alemanes: en la final de Italia 90, y en los cuartos de final de Alemania 2006 y de Sudáfrica 2010. En los últimos tres partidos en los que se han visto las caras, Alemania ha salido victoriosa sobre Argentina.

Esta final es una gran oportunidad para afianzar la historia. La Albiceleste es la única que puede vencer a esta Alemania. No obstante, esta Alemania viene muy sólida, con una joven generación de futbolistas ya consolidados, es decir, con futbolistas que saben lo que es ganar torneos importantes. Nada los achicopala.

Hipotéticamente, hay una relación entre el momento futbolístico y ganar la Copa del Mundo. La hipótesis queda de la siguiente manera: a mayor momento futbolístico, mayor probabilidad de ganar la Copa del Mundo. En Sudáfrica 2006, España. El momento futbolístico de la Furia Roja era evidente, la base de la selección española era el Barcelona de Pep Guardiola y su famoso tiki-taka. El buen fútbol de los españoles los llevó a levantar su primer Mundial y dos Eurocopas.

Actualmente, el momento futbolístico lo tienen los teutones. Apenas el año pasado el Bayern München, lo ganó todo con Heynckes, y en casi todos sus juegos arrolló a sus rivales de la Bundesliga y de la Champions. Los marcadores, para algunos, eran de escándalo (el 9-2 sobre el Hamburger SV, es un buen ejemplo). El Bayern goleó a muchos en el 2013. El club muniqués, con su fútbol letal, mostró el declive del tiki-taka.

En el declive del tiki-taka, el Barcelona cayó antes que la selección española. La caída del Barcelona sucedió en las semifinales de la Champions League, en la que fueron goleados por el Bayern München, un 7-0, que me dejó atónito: 4-0 en el juego de ida; 3-0 en el de vuelta. España fue vapuleada por Holanda 5-1. España y su fútbol tendrán que comenzar un proceso de renovación generacional y de propuesta futbolística para que dentro de algunos años, puedan ocupar puestos protagónicos.

El modo de jugar del Bayern en el 2013, lo demostró Alemania el martes en las semifinales, ante Brasil. La base de la selección alemana proviene del Bayern München y, en menor medida, del Dortmund, ambos equipos llegaron a esa final en Wembley. Las finales del 86 y del 90, la ganaron quienes vivieron el mejor momento futbolístico: Argentina en el 86, y Alemania en el 90. ¿Qué podemos esperar de esta final de 2014? Una gran expectación, por el momento me invade una terrible ansiedad porque ya sea domingo.

9 de julio / Brasil día a día / 11 de julio

One thought on “10 de julio – Probabilidad de ganar la Copa del Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s